Semana Santa

Marzo-abril.

Es la fiesta de Cuenca por excelencia. Declarada de Interés Turístico Internacional, impresiona por su gran belleza.

Se remonta esta tradición al siglo XVII, momento en que agustinos y trinitarios configuraron las dos primeras porcesiones conquenses al fundar las primeras cofradías.

 

Destacan la procesion de las «Turbas» que se incian con la salida a las 6 de la madrugada de la iglesia del Salvador del Jueves Santo y  acaba en la misma iglesia al Viernes Santo pasado mediodia.

procesion_las_turbas_semana_santa_cuenca_mirandoacuenca.es
fiestas_san_mateo_cuenca_mirandoacuenca.es

San Mateo

21 de septiembre.

Es otra de las fiestas grandes de Cuenca. Su origen histórico fue la conquista de la ciudad por Alfonso VIII en 1177.

Se cree que el monarca recompensó a sus tropas con grandes fiestas. De ahí quedó la tradición de correr vaquillas enmaromadas este día por las calles del recinto histórico entre el jolgorio de los mozos y los que no lo son tanto.

Se vive un gran ambiente con numerosas peñas y es normal en estos días comer patatas asadas, sardinas, beber zurra, ….la fiesta perdura durante 4 o 5 días.

 

El día 21, el Pendón Municipal es trasladado desde la Catedral al Ayuntamiento y posterior regreso.

San Julian

Última semana del mes de agosto.

Son los actos profanos dedicados a este patrón. Se instala un recinto ferial y tienen lugar una serie de actividades: conciertos, teatro, desfile de carrozas, corridas de toros, circo, etc …. además de una amplio y variado programa deportivo que incluye un Concurso Hípico.

Como colofón a estas fiestas, gran traca y fuegos artificiales.

 

 

fiestas_san_julian_cuenca_toros_mirandoacuenca.es

Jueves Lardero

Jueves anterior al miércoles de ceniza.

Es un día en el que las familias y pandillas juveniles salen al campo de merienda, totilla de patata, pan y chorizo: en su origen era una fiesta para preparar la llegada de doña Cuaresma.

 

Máscaras y bailes tiene lugar en esta fiesta, sin fecha fija. Además del Entierro de la Sardina, se celebra el domingo de piñata, que es el siguiente al martes de carnaval.